martes, enero 29, 2008

Sin piel 2008


Tal como en una mañana de enero de los últimos 5 años, el pasado domingo 27 se desarrolló en Barcelona la manifestación "Sin Piel", en la cual unas 150 personas se reunieron para protestar contra la industria peletera, asunto que tiene bastante fundamento si consideramos los avances de los textiles sintéticos, los que convierten a la peletería en una actividad innecesaria y cruel.

¿Cuántas vidas para un abrigo? Decía el cartel llevado por una mujer, la única que se mantenía sentada junto a los demás cuerpos desnudos que simulaban estar muertos y chorreados de sangre.

Y nuevamente... una de las cabecillas fue mi amiga chilena Fabiola Leyton, que hace un año fue entrevistada por Las Últimas Noticias con motivo de este mismo evento.



Para el próximo año espero ser yo quien haga el video y tome las fotos :-)


Para saber más:
AnimaNaturalis.org
SinPiel.org

jueves, enero 24, 2008

Carnaval de Magia Austral

video

Dentro del marco del Festival de Teatro Santiago a mil, se desarrolló en distintas ciudades chilenas este desfile inspirado en la mitología chilota y selknam. Fue así como entre artistas y muñecos pudimos ver al Trauco, la Pincoya, el Camahueto, el Caleuche, y tantos otros. Los saltos y la alegría se tomaron la Plaza de Armas de Santiago por unos minutos.
Lo malo: espectáculo de corta duración para las expectativas formadas durante una hora de espera (una hora de atraso). También se desarrolló muy tarde, en una ciudad donde sabemos que la movilización pública es deficiente.

Luego del carnaval se presentó la agrupación francesa Les balayeurs du désert, los mismos que ponen música a las obras de Royal De Luxe y su conocida "Pequeña Gigante". Si bien su intención era encender los ánimos de un público ávido de carnaval -y en parte lo lograron-, a mí aún no me convence ningún músico francés en la animación de este tipo de eventos. Pero al menos... sólo era un carnavalito.

jueves, enero 17, 2008

Amor ciego: lindas, feos e histéricos


Una noche hace un par de semanas, buscando que ver en TV, me encontré con un nuevo reality show en canal 13. Autodefinido más bien como un Dating Show, y bautizado como "Amor ciego", trata de una veintena de jóvenes que compiten por conquistar el amor de una mujer, quien mediante distintas pruebas va eliminando uno a uno a quienes no satisfacen su gusto.

Y si bien un programa de este tipo no tiene más pretensiones que entretener lo que dure, me llama mucho la atención el comentario generalizado respecto a lo feos que serían los varones pretendientes de esta chica guapa. Puede que sea cierto -no me interesa ser jurado de un concurso de belleza masculina-, pero aún así es innegable que cualquiera de esos individuos podrías verlo en la calle o sentado en el metro, parece una de las pocas veces en que un grupo de gente "NORMAL" llega a la televisión chilena, donde por cierto, lo "NORMAL" es ver sonrisas perfectas y cuerpos esculpidos religiosamente en un gimnasio.

Seguir leyendo y ver fotos de chicas lindas


En mi condición de "observador de la realidad" -como cineasta documental-, no deja de impresionarme lo incómoda que se siente mucha gente viéndose a sí misma o a pares más representativos. En lo que a mí parece ser un reflejo social mucho más fiel del varón chileno, los comentarios burlescos creo que son finalmente tanto para las mismas personas que los realizan, como para su entorno cercano, en una extensión e identificación negada que es digna de un estudio psicológico.

Es cierto que es mucho más agradable estar en presencia de una persona que sentimos atractiva, asunto que probablemente no tenemos día a día, entonces buscamos esta presencia en la imagen televisiva, sobrecargada de hermosura y calentura. Esta especie de frustración social producida en nuestra cultura de consumo desmesurado de imágenes, al parecer descoloca a una buena parte cuando la "normalidad" del día a día se va a la pantalla bajo contextos poco habituales. Al parecer molesta -o al menos incomoda- que la TV se transforme en espejo en momentos que queremos ilusión.

Sobre los participantes de este reality (y todos los realities en mayor o menor medida), más que su aspecto físico es notable el alto nivel de histeria en cada uno, al poner en el plano público masivo, lo que normalmente queda en el plano privado. Especialmente en éste, plagado de declaraciones de amor, regalos cursis y pruebas ridículas.

Como sea... la imagen de belleza física sensual arquetípica nos sigue y nos seguirá gustando, y luego de ver el primer programa de "Amor ciego" me pregunté de dónde conocía a la protagonista, Carolina Bastías. Y al par de días recordé que ella fue -en alguna oportunidad al menos- promotora de las carreras de la Fórmula Fiat, en Las Vizcachas, y que incluso hacía muchos meses tenía una fotografía suya publicada en mi sección de servicios profesionales.

Disfruten de algunas imágenes de belleza arquetípica, con Carolina y sus colegas (ella se ve un poco cambiada respecto a la tele, especialmente por el cabello y tono de piel donde se nota la producción televisiva).







Volver a la página principal


martes, enero 08, 2008

Mapuche a mil


Simpatizo con la causa Mapuche. Llevamos poco menos de 500 años de pasar por encima de éste y otros pueblos originarios. No bastó con exterminarlos en Argentina, ni con los más de 300 años de guerra continua entre Arauco y el Estado chileno, ni con quitarles extensos territorios, ni con pasarse por la raja su cultura y obligarlos a vivir al modo europeo de las Américas.

Su naturaleza es guerrera, luchan hoy por dignidad y por recuperar aquello que les fue despojado. "El conflicto mapuche" -otro eufemismo chileno- ha tomado fuerza en los últimos días, sobre todo después de la muerte de un joven universitario de esta etnia, en una situación muy extraña. Hoy se les aplica la ley antiterrorista y se les sigue ignorando, el Gobierno formado por políticos que alguna vez les prometieron recuperar su dignidad, sólo da vergüenza ajena al ver la ineptitud con que "gestionan" estos asuntos.

Es entendible entonces que ocurran actos como bombazos, incendios, atentados. No justifico la violencia, pero por dios... son cientos de años de humillación, y ni siquiera estamos hablando de una insurrección ni de una proclamación de independencia. ¿Cómo es que en 18 años de gobierno han podido avanzar tan poco en estos temas? ¿Por qué la cultura mapuche sigue asociada al pobre, al marginal, al indio pícaro de feria artesanal? ¿Por qué no existen las políticas educacionales de valorización, como sí existen en Nueva Zelandia o Australia? ¿Por qué un joven europeo puede aprender su dialecto regional, y por qué en Chile no existe ninguna instancia sistemática para que los huincas tengamos acceso e incentivos al aprendizaje del mapudungun?

Para mí la respuesta más lógica es el miedo y la ignorancia. Miedo a que tengamos un Chiapas chileno, ignorancia de no entender como explota todo aquello que se presiona más allá de lo permisible.

Por su parte, es entendible pero a la vez penoso como los mapuche desarrollan muchas de sus acciones. Quisiera que aquella desconfianza natural se relajara un poco en ellos, y pudiéramos ver mayor divulgación de su cultura. Si el orgullo de ser chileno está asociado al orgullo mapuche, no habrá gobierno que pueda oprimirlos más.

Y la tolerancia es parte de esto también. El pasado 3 de enero, se inauguró el festival de teatro Santiago a Mil, con una obra gratuita frente al Palacio de La Moneda. Pocos chilenos van al teatro, principalmente porque es caro y no existe mucha cultura al respecto. Iniciativas como el teatro callejero gratuito, y de calidad, sólo pueden ser agradecidas y aprovechadas. Y aunque el día anterior haya ocurrido el asesinato de un joven mapuche, no parece muy acertado por parte de los adherentes a este pueblo, que interrumpan este espectáculo con sus consignas. Al evitar que el público disfrute de este regalo, no están protestando contra el Gobierno, sino que contra el Pueblo. Apoyo las manifestaciones hechas antes y después... pero nunca una que interrumpe el trabajo artístico de otros.

domingo, enero 06, 2008

La muerte a la vuelta de la esquina


Ñuñoa, Santiago de Chile, Domingo 6 de enero de 2008

9:45 hrs. Una madre llora a gritos la muerte de su hijo. La escena es impactante y mis ojos se humedecen.

8:50 hrs. Doy mi primer disparo.

8:36 hrs. Mi sueño es interrumpido por mi madre (asunto que no acostumbra), quien me avisa de un accidente que ocurrió a la vuelta de la esquina. Me levanto y en 5 minutos ya estoy en la calle con mi equipo fotográfico.

Leer más y ver algunas fotos


8:30 hrs
. Mi madre llega al sitio del accidente. Hay 3 muertos en la calzada, todos cubiertos con plásticos junto a estelas de sangre. La prensa ya ha llegado. Tras unos minutos, mi madre corre a avisarme.

8:25 hrs. Mi tío Pedro sale de la casa para volver a Illapel, pero en la esquina se encuentra con la calle bloqueda con cinta plástica. Uno de los cuerpos yace junto a un vehículo todo terreno destrozado en su parte posterior. Las ambulancias ya se han ido con los 5 heridos, varios de gravedad. Mi tío corre a casa para avisarle a mi madre, quien ya estaba en pie.

8:10 hrs. Bomberos ha sacado a quienes estaban atrapados, y las ambulancias van rumbo al Hospital Salvador.

7:39 hrs. Al sentir el estruendo, dos vecinos corren hacia Avenida Ossa. El panorama es de pesadillas: varios cuerpos tendidos en el pavimento, unos inmóviles, otros pidiendo ayuda. Algunos siguen en el vehículo, pero están con vida. El conductor fue salvado por el cinturón de seguridad. Una mujer de 47 años fallece a los minutos junto al Hyundai Galloper.

7:35 hrs. Mi tío Pedro, recién levantado, siente el estallido producido por el choque del vehículo de placa TY-7691 contra un árbol, el segundo árbol de la acera norponiente de la esquina de Avenida Ossa con Hannover. Un joven de 22 años y una mujer de 18, embarazada, salen proyectados fuera del vehículo. Mueren instatáneamente.

7:10 hrs
. Esteban Vistoso Aguilera, de 19 años, está al volante del vehículo que conduce a buena parte de su familia. Trabajan para una productora de eventos, y luego de una extensa jornada nocturna en un matrimonio realizado en Lo Barnechea, se dirigen a su hogar en Puente Alto. Esteban no ha bebido alcohol, pero va muy fatigado, y quiere volver pronto a casa para estar tranquilo junto a su novia, quien lo acompaña en sus labores a pesar de su embarazo de dos meses.



Todo lo narrado es real, una mierda para empezar el día, era imposible abstraerse de la pena de los familiares. Y ay por el dolor de todos ellos.
¿Por qué tomé las fotografías? ...porque es parte importante de mi oficio hacerlo si estoy frente a una noticia, sea factible de publicar o no. Con el correr de las horas estaban todos los medios presentes, así que mis posibildades de freelancer ya eran nulas. De hecho, pueden leer esta noticia en Emol, La Tercera, La Nación, o en todos los noticiarios de esta noche, donde tal vez vean a un fotógrafo de pelo largo y gorra amarilla de Le Tour de France.

¿Muy rudas estas imágenes para mis fieles lectores? Pues no es nada, a diferencia de otros países de América Latina, la ética periodística autoimpuesta en Chile no permite explicitar en imágenes este tipo de situaciones. Y hace ya unos 70 años, Weegee se convertía en un Maestro de la Fotografía por sus imágenes policiales.



Esperemos que esta familia pueda encontrar prontamente su paz.




Volver a la página principal